En 1996 hice mi primer viaje a África. Durante un mes recorrí Kenya, Uganda, Zaïre y Tanzania, acampando en sus parques rodeado de fauna salvaje, viendo al atardecer como los animales se acercaban a los bebederos, compartiendo una merienda con los gorilas en las Montañas de la Luna en Virunga, observando el continente desde su cima más alta, el Kilimanjaro, y descansando de esta actividad frenética en la Isla de las especies, Zanzibar.

Este viaje cambió mi percepción de la vida en muchos aspectos e inoculó en mí lo que se suele llamar “El mal de África”, un virus que te obliga a regresar a África una y otra vez.

En mi caso fue tan fuerte que 6 meses después dimití en mi trabajo y regresé a África sin fecha de retorno, y esa vez recorrí el África Austral: Zimbaue, Sudáfrica, Namibia, Botswana y Mozambique.

Al regreso sentí una necesidad imperiosa de escribir sobre lo que había vivido y sentido, y escribí un libro, África en el corazón, dedicado a Isak Dinesen, la danesa autora de Memorias de África, por ser la persona no africana de nacimiento que quizás ha expresado mejor lo que es África:

“Al recordar una estancia en las tierras altas africanas te impresiona el sentimiento de haber vivido durante un tiempo en el aire. A mediodía el aire estaba vivo sobre la tierra, como una llama; centelleaba, se ondulaba y brillaba como agua fluyendo, reflejaba y duplicaba todos los objetos, creando una gran Fata Morgana. Allí arriba respirabas a gusto y absorbías seguridad vital y ligereza de corazón. En las tierras altas te despertabas por la mañana y pensabas: Estoy donde debo estar”.

Esta recaída fue mucho peor y me convenció de que viajar es lo que más me llena en la vida y por ello en 2000 creé vagamundos.net, con el objetivo de Viajar para Vivir, y hacerlo lentamente, para lo que escogí como logotipo un caracol y como lema para viajeros sin prisas.

Siete años después he vivido intensamente, viajado por 6 continentes y más de 50 países, y no sólo no me he cansado, sino que cada vez me gusta más viajar.

Ahora es tiempo de regresar a África en un viaje diferente a los 7 anteriores de Vagamundos, ya que no lo haré solo y viajando en transporte público, sino que me sumaré en la primera parte a Alex, un experto comprador de artesanía, desde Marruecos hasta Sierra Leona, pasando por Mauritania, Senegal, Gambia, Guinea Bissau y Guinea Conakry.

Lo que pierdo en independencia y flexibilidad lo ganaré en capacidad para llegar a muchos lugares en los que el transporte público sencillamente no existe, y en la posibilidad de viajar con tecnologías que me permitirán hacer un vagamundos más multimedia y mejor conectado, pero que mantendrá la filosofía del primer día, la relación con los lectores, algunos de ellos tan constantes como mis viajes, enviándome mensajes de aliento que, como suelo decir, “son la gasolina para seguir viajando”.

Partiremos a principios del año 2008 en un viaje de 6 meses que me hará retomar el contacto con el gran continente “con forma de corazón”, del que estoy seguro que volveré a enamorarme como la primera vez, como si no hubieran pasado 11 años y recobrara el entusiasmo del primer amor.

Haz clic para ver todos los álbumes de fotos del viaje 2008 por África del Oeste.

¡¡ Hasta Pronto !!

Desde La Coruña, 1 de enero de 2008