El título del diario tiene doble sentido, porque en África comenzó la odisea del ser humano en el planeta Tierra, y también se plantó la semilla de vagamundos en un viaje en 1996 en el que recorrí Kenya, Uganda, Zaïre, Tanzania y Zanzibar, y escribí en mi moleskine la idea de un proyecto que me permitiera vivir viajando para conocer otras culturas y acercar el Mundo a través de Internet.

Le llamé Pangea, el supercontinente que era la Tierra hasta hace 175 millones de años, cuando las placas tectónicas provocaron su fractura y la deriva de los continentes que sigue a día de hoy.

P8290192

A mi regreso a España comprobé que el llamado “Mal de África” se había inoculado en mi cuerpo, y menos de un año después dejé mi trabajo y regresé a África a recorrer durante varios meses África austral, en este caso Mozambique, Zimbabwe, Sudáfrica, Namibia y Botswana.

De nuevo regresé a España cuando se acabó el dinero, y mi idea de Pangea se desmoronó porque en ese momento Internet estaba muy lejos de ser un medio de masas y por supuesto no había herramientas sencillas para crear un blog, de hecho no existía la palabra blog aplicada a Internet, que es de 1998.

P8290193

En 1999 un accidente de sky me tuvo varios meses en dique seco, que aproveché para escribir un libro, África en el Corazón, y crear mi primer proyecto, Africando, que aunque es de hace sólo 21 años parece del Pleistoceno, pero la idea fue tomando fuerza; en 2000 creé Vagamundos, para viajeros sin prisas, y el resto es historia.

Os cuento todo esto porque una de las cosas malas que tiene estar viajando casi todo el tiempo y en viajes de varios meses es que pasas poco tiempo con la familia, y cuando era pequeña, le prometí a mi ahijada que cuando cumpliera 18 años la llevaría de safari a África para compensar que nunca estaba en sus cumpleaños y otras celebraciones. El día que los cumplió me lo recordó, aunque no hacía falta porque ya estaba yo buscando opciones para viajar.

P9010688 Udare Big 5+5 Serengeti hiena (2)

Una de las premisas era que fuera con una agencia africana, porque en mis viajes siempre contrato todo a nivel local, comprobando que practica un turismo responsable y sostenible, y en el caso de un safari, que respetan al máximo a los animales.

P8290256

Lo cierto es que la búsqueda fue sencilla porque había estado en una charla de FAADA, Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales, una entidad sin ánimo de lucro para la protección de los animales, y en esa misma charla estaba Aitor representando a UDARE, una agencia tanzana de safaris, adscrita a FAADA.

Contacté con ellos, y entre Aitor y Gregory, el dueño tanzano de la agencia, en pocos días tenía organizado un safari de una semana por Tanzania, que incluía visitas a los parques Tarangire, Ngorongoro y Serengeti, y un día de visita cultural al pueblo de Mto Wa Mbu.

P8300383

Aparte del compromiso para un turismo responsable y de protección de los animales, son muy flexibles a la hora de organizar un safari privado, o de que te puedas apuntar a un safari con gente que no conoces para abaratar precios, además de ofrecer alojamientos desde camping a bungalows de lujo, y con guías que hablan español.

Mi conocimiento previo de Tanzania era limitado, había estado en Arusha de mochilero para subir el Kilimanjaro, una de las mejores experiencias activas de mi vida, y después de la paliza me fui a Zanzibar a descansar, una de las mejores experiencias inactivas de mi vida, pero no había hecho ningún safari, por lo que la combinación de Tarangire, Ngorongoro y Serengeti fue perfecta.

P8300469 Udare Big 5+5 Ngorongoro hipopótamo (2)

Dormimos la primera noche en Arusha y temprano por la mañana llegó nuestro guía de Udare, Elí, con el chófer en un Toyota Land Cruiser de 7 plazas, por lo que iríamos bastante cómodos ya que sólo seríamos 5 personas. Muy divertido y con un buen español, nos lo pasamos muy bien en los 5 días de safari que hicimos con ellos.

Tarangire, a unos 100 kilómetros de Arusha, es un gran parque de 2.850 kilómetros cuadrados que concentra de junio a noviembre (estación seca) grandes manadas de fauna salvaje, gracias a que el río Tarangire, que cruza el parque de Norte a Sur, nunca se seca de todo, aunque durante nuestra visita era poco más que un delgado hilo en un cauce de decenas de metros de ancho. En el parque hay muchos baobas, probablemente con la acacia el árbol más representativo de África.

P8300320 Udare Big 5+5 Ngorongoro ñues (2)

Enormes manadas migratorias de ñus, cebras, antílopes y gacelas se mueven por el parque en busca de agua, y con ellos depredadores como los leones, de los que vimos grandes grupos de hasta 20 miembros, varios de ellos con collares de localización. No vimos leopardos ni guepardos, habituales del parque.

También son abundantes las jirafas y elefantes, y sus más de 450 especies de aves le dan a Tarangire, el honor de ser considerado el mejor lugar de Tanzania para el avistamiento de aves; junto con otros animales no tan comunes como el eland o el oryx, y las praderas de acacias, bosques de baobas y grandes formaciones rocosas, forman un parque muy hermoso que, aunque no es tan famoso como el Serengeti o Ngorongoro, hay que visitar en Tanzania sin duda alguna.

P9010715 Udare Big 5+5 Serengeti Leon macho juvenil (2)

Después de un intenso día de safari nos fuimos a descansar al Eileen’s Trees Inn, un fantástico hotel bungalow que sería nuestro hogar las dos noches siguientes a sólo media hora del Ngorongoro, lo que se agradecía porque al día siguiente nos tocaba madrugón.

Ngorongoro es un cráter de un supervolcán que explotó y colapsó hace unos 3 millones de años, y es el cráter completo más grande del mundo, con una superficie de 264 kilómetros cuadrados,  que acoge la mayor concentración de leones y depredadores de toda África.

P8300286 #SafariVagamundos Tanzania Pano Ngorongoro

Otro de los mayores reclamos es la posibilidad de ver al amenazado rinoceronte negro, aunque nosotros no tuvimos esa suerte. En la entrada de la zona de conservación hay un mini centro de interpretación que te pone sobre aviso de lo que vas a ver.

Asomarse al cráter poco después del amanecer es una visión emocionante. que te hace comprender porque al Ngorongoro le llaman “El Jardín del Edén”, te transmite paz y armonía con la naturaleza. El fondo del cráter es llano, con un gran lago salado y otros de agua dulce, y empezamos a recorrer sus grandes llanuras entre manadas de ñus y cebras, y grandes grupos de búfalos que siempre te miran con una expresión desafiante.

P8310613 Udare Big 5+5 Serengeti jirafas (2)

Las avestruces son también una constante en el parque, y la parada de la comida la hicimos cerca de una laguna llena de hipopótamos. Hienas, aves variadas, facóferos y grupos de leones tan relajados y confiados que se acostaban a la sombra de los todoterrenos para descansar completaron nuestra visita al Jardín del Edén.

Hay posibilidad de dormir dentro del Ngorongoro y así pasar más tiempo dentro del parque, pero es bastante más caro y nosotros preferimos dormir una noche en el Serengeti en un Tanzania Bush Camp en la ruta de migraciones de los ñús, pero no era la época adecuada porque en noviembre se desplazan cerca de 2 millones de ungulados, entre ñus y cebras, desde Masai Mara en Kenya, y durante la estación lluviosa de enero a marzo disfrutan de los verdes pastos de Ngorongoro y Serengeti.

P8310571

En abril, con el final de las lluvias, comienza la migración hacia el noroeste cruzando el río Grumeti, repleto de cocodrilos, hacia el mes de junio, hasta alcanzar las praderas del Masai Mara, en agosto.

Este ciclo se repite anualmente y ofrece imágenes míticas como las de miles de ñús cruzando alocadamente los rios infestados de cocodrilos, y la eclosión de vida que se produce en el mes de febrero, cuando más de 8.000 crías de ñu pueden llegar a nacer al día para evitar que sus depredadores, leones, guepardos y leopardos, maten demasiadas crías.

P9010662 Udare Big 5+5 Serengeti Rinoceronte negro (2)

Excepto ñús, que ya estaban camino del Masai Mara y los vimos principalmente en Tarangire, fue en Serengeti donde tuvimos la oportunidad de ver a dos especies difíciles de encontrar, una porque está en peligro de extinción, el rinoceronte negro, y otra, el leopardo, que suele cazar de noche y dormitar de día en los árboles camuflado con su precioso animal print.

P9020811

Los 14.763 kilómetros cuadrados del Serengeti albergan una gran densidad de depredadores, destacando los leones, guepardos, leopardos, hienas y chacales, que tienen una despensa casi ilimitada. Es un lugar perfecto para ver los cinco grandes animales o Big Five, así llamados por los cazadores desde, que son el león, el leopardo, el elefante, el rinoceronte y el búfalo cafre. Efectivamente vimos a los 5 en un sólo día.

P9020794

Nuestro último día con UDARE fue una visita cultural al pueblo de Mto Wa Mbu, recorrimos sus arrozales y las zonas de plantación de bananas; luego comimos en un restaurante muy sencillo y todo estaba delicioso. Visitamos también tiendas de artesanía y un mercado de pintores espectacular.

El mejor momento del día fue cuando nos “colamos” en una misa que estaban dando en una pequeña iglesia del pueblo, con todos cantando y vestidos de domingo. Realmente no hay nada más colorista ni alegre que una misa en África.

P9020821

Haz clic si quieres más información sobre safaris por Kenya y/o Tanzania, trekking al Kilimanjaro, y viajar a Zanzibar con UDARE. Zanzibar es uno de mis lugares preferidos en el mundo, no es la isla barata y salvaje que conocí hace 25 años pero sigue teniendo mucho encanto.

Haz clic si quieres ver todas las fotos del safari Chaga de una semana por Tanzania, con visitas a los parques Tarangire, Ngorongoro y Serengeti.

¡¡ Hasta Pronto !!

Desde Madrid, España