Tana Toraja, Una Cultura Única en el Mundo

Llegar a Rantepao, la capital de Tana Toraja, en Sulawesi, me llevó bastante más de lo esperado.

Venía del Borneo malayo, y aunque las islas de Borneo y Sulawesi no están muy distantes entre sí, ya se sabe que en algunos lugares las distancias no se miden en kilómetros sino en tiempo.

 

Mapa de Tana Toraja

Mapa de Tana Toraja

Para no hacer la explicación de la ruta demasiado larga, diré que tuve que tomar un bus de Semporna a Tuwau, todavía en Malasia, y pedir el visado en el consulado de Indonesia; de Tuwau a Nunukan, ya en Indonesia, fui en un barco pequeño.

02_Tana_Toraja
En Nunukan tuve que esperar un día al Cattleya Express, un barco inmenso, fabricado en Japón por Mitsubishi, que probablemente vivió tiempos de gloria como crucero, pero que ahora alberga miles de bultos y colchonetas diseminadas por las seis cubiertas que tenía, para transportar a familias enteras que parecía que emigraban.

Me dijeron que mi lugar era en la zona de A/C, al lado de dos máquinas de refrescos, pero yo preferí subir a las cubiertas superiores y quedarme en la zona al aire libre, más cálida pero también más aireada y sin gente saltando encima de mi para comprar un refresco.

03_Tana_Toraja
Fue una buena decisión, porque en la zona de A/C hacía mucho frío y yo pasé los dos días de travesía leyendo, asomado a la barandilla viendo unos atardeceres preciosos e intentando comunicarme con la gente, harto difícil porque nadie hablaba una palabra de inglés, sólamente un chaval malayo de padres indonesios, que vestía como todos los adolescentes del mundo y escuchaba a Lady Gaga en su móvil, hablaba un inglés mínimo.

Yo era el único occidental, y en dos días recorriendo todas las cubiertas no logré ver ni un sólo chaleco salvavidas ni un bote; ahora sé por qué cada vez que hay un accidente de este tipo en el Océano Índico se mueren cientos de personas.

04_Tana_Toraja
Llegamos a Pare Pare, ya en Sulawesi, al amanecer y me metí en el primer hotel que vi a darme una buena ducha y descansar en una cama de verdad.

Cuando me recuperé y fui a un cibercafé, descubrí que en Indonesia también los cibercafés son a la “musulmana”, es decir, te sientas en el suelo con las piernas cruzadas, el teclado sobre tu regazo, y el ratón en el suelo. No se me ocurre peor postura para la espalda y para escribir y manejar un ratón, así que me limité a leer mi correo.

De Pare Pare a Rantepao, la capital de Tana Toraja, sólo hay 160 km, pero en transporte público eso pueden ser muchas horas. Me habían dicho que a las 9 am había un autobús, pero cuando me acerqué a la agencia me confirmaron que era a las 6 pm, así que decidí irme a la aventura.

05_Tana_Toraja
Tomé un moto taxi hasta la carretera principal, y allí esperé un coche compartido, que suelen ser Toyotas de 7 plazas, en los que los precios varían en función del asiento que ocupes, y por supuesto en función de si eres indonesio o extranjero.

Al cabo de un rato paró uno, en el que iba una familia completa, y nos pusimos en ruta. Las carreteras hacia el interior en Sulawesi son estrechas, sin arcén, de montaña, por jungla y cruzan frecuentes ríos y cascadas, asi que la velocidad media no supera los 25 km/h. Se lo toman además con mucha calma, y hacen paradas a menudo para estirar las piernas, tomarse un té y, en el caso del conductor, fumar y fumar.

06_Tana_Toraja
Cuando estábamos a unos 30 kilómetros de Rantepao, la familia se bajó y me quedé sólo en el Toyota. El conductor paró y pretendía que me bajara, yo le recorde que yo había dicho Rantepao cuando me subí y que él había dicho que si.

Sin entendernos en ningún idioma, salvo el universal de los gestos, él me dijo que para ir a Rantepao tenía que pagar más y como taxi privado, y después de un breve regateo le pague 100.000 rupias en vez de 60.000, 8€ frente al precio de 5€. Los taxistas son iguales en todo el mundo, si te la pueden clavar te la clavan.

07_Tana_Toraja
Finalmente llegué a Tana Toraja que es la razón principal de las visitas turísticas a Sulawesi, además del buceo, ya que poseen una cultura que no se parece en nada al resto de Indonesia. La cultura funeraria en Tana Toraja es única en el mundo.

Durante cientos de años enterraron a sus muertos en agujeros excavados en paredes verticales de roca, a los que accedían por andamios y escaleras de bambú, ya que su tradición dice que los cuerpos de los muertos no pueden tocar el suelo.

08_Tana_Toraja
Con el tiempo cambiaron las costumbres hasta crear unas casas ataúd de una forma muy especial, con los tejados en forma de proa de barco invertida, donde conservan los cuerpos de sus familiares.

Como los funerales son muy costosos, las familias mantenían el cuerpo de los difuntos durante años en sus casas hasta que ahorraban lo suficiente para enterrarlos.

09_Tana_Toraja
Rodeado de montañas en el centro de Sulawesi, en un entorno verde y exuberante, con ríos, lagos, junglas, los Toraja demuestran su unicidad con complicadas ceremonias funerarias, que incluyen Tau Tau de los muertos (estatuas de madera a tamaño natural de asombroso parecido), y las matanzas a degüello de búfalos y cerdos, fascinantes aunque difíciles de digerir para nuestro estómago occidental.

Todo es diferente en Tana Toraja. Los platos tradicionales incluyen una curiosa manera de cocinar, que consiste en poner al fuego pedazos de bambú de unos 30 centímetros, ahuecados, en los que meten carne o pescado mezclado con verduras y especies, y se cierran por los extremos.

10_Tana_Toraja
Luego lo abren longitudinalmente, te lo sirven directamente en el bambú, y está absolutamente delicioso; en la gastronomía también se mezclan los ritos y costumbres religiosas, ya que aunque su cultura es principalmente animista, es habitual encontrar católicos, musumanes, protestantes y de otras confesiones, con los templos a veces pegados unos a otros.

El bambú es omnipresente en la vida de Sulawesi, ya que se utiliza para todo: construcción, utensilios, recipientes, tuberías, etcétera, y los bosques de bambú que vi recorriendo la isla son impresionantes, con troncos que alcanzan los 25 metros de alto y que no puedes rodear con las dos manos.

11_Tana_Toraja
Rantepao está rodeado de pueblos tradicionales, y hay varias rutas de senderismo. Como el tiempo no estaba bien, ya que llovía bastante, contraté, junto con varios mochileros que conocí en el hotel, una ruta en coche por la zona de día completo, muy interesante ya que nos permitió ver los tongkonanes (casas tradicionales), enormes construcciones cuyo tejado rememora la proa y la popa de un barco.

La fachada se adorna con cuernos de búfalo apilados, y cuantos más haya en la entrada más alto es el rango social de la familia. Las pinturas son también muy elaboradas, y a veces se cuelgan las fotos de los finados y otras estatuas en madera de los mismos.

12_Tana_Toraja
Pudimos ver tumbas excavadas en la roca, y también en cuevas, donde el apilamiento de huesos humanos resultaba un tanto macabro. Cerca siempre había un artesano que nos enseñaba los intrincados diseños de las estatuas funerarias, a las que, vestidos con ropas, sólo les faltaba hablar.

Los ataúdes, algunos de ellos de cientos de años de antigüedad, estaban en bastante mal estado, pero aún se apreciaba que habían sido tallados con forma de cuerpo de cerdo.

También tuvimos mucha suerte porque coincidimos con una boda, y fue algo muy especial. De repente nos encontramos en la carretera, más bien un camino rural porque tuvimos problemas para poder cruzarnos, con varios vehículos engalanados de fiesta con girnaldas, flores y motivos tan lejanos a la estética occidental, y decidimos acercarnos al templo.

13_Tana_Toraja
Aún no había empezado la ceremonia, pero la gente estaba esperando a los novios, y pudimos maravillarnos con los vestidos y tocados tradicionales de las mujeres Tana Toraja, a cúal más elegante.

Desgraciadamente la mayoría de los hombres vestían de traje, aunque algunos hacían una especie de mix y de cintura para arriba iban de chaqueta y corbata y de cintura para abajo llevaban la típica falda larga que usan los hombres en Indonesia.

El búfalo lo es todo para los Torajas, comercio, estatus, alimentación; visitar un mercado de venta de búfalos es algo muy especial y en la hora del adiós de un familiar, el número de búfalos que se sacrifican es el símbolo del amor que sentían los familiares por el finado, pero esa es otra historia y será contada otro día.

14_Tana_Toraja
“Dale al play” en la presentación de abajo para ver las fotos de la ruta funerarias en Tana Toraja.

Para más información sobre Indonesia y Tana Toraja, consulta las páginas web en inglés de:

Turismo IndonesiaToraja reasureTana TorajaCeremonias funerariasLista tentativa UNESCO Patrimonio HumanidadCentral SulawesiEncyclopædia Britannica y Wikipedia.

15_Tana_Toraja
Haz clic para ver:

Fotos de Ruta Cultural Funeraria por Tana Toraja.

Haz clic para ver todos los álbumes del viaje Vagamundos 2011 por Birmania, Tailandia, Malasia e Indonesia.

No olvides visitar y participar en los concursos de fotografía elfoton.es. de relatos de viaje moleskin.es y de recetas en Recetas de Mundo.

16_Tana_Toraja
No olvides visitar los concursos de fotografía elfoton.es y de relatos de viaje moleskin.es, y también puedes comprar los libros de relatos y fotografía que hemos publicado en Lulu.

También nos puedes seguir en Facebook, donde hemos creado una página especial para Vagamundos, donde te mantendremos al día sobre todas las novedades de la página y podrás participar con tus fotos, videos y comentarios.

¡¡ Hasta Pronto !!

Carlos, desde Madrid, España, 17 de enero de 2012

Ruta Cultural Funeraria por Tana Toraja