Mesa de los Santos, Guanes, Miradores y Productos Ecológicos

0201_mesa_santos

Una de las razones por las que en 2013 regresé a Colombia fue que quería visitar zonas menos conocidas, al menos por el visitante extranjero. Una de ellas es Mesa de los Santos, a una hora al sur de Bucaramanga, en la ruta a San Gil – Bogotá.

El nombre Mesa es porque se encuentra en una meseta de unos 1600 msnm, lo que hace que el clima sea suave, y que incluso de noche refresque. Puedes llegar en transporte público desde Bucaramanga, pero no es muy frecuente y hay que cambiar varias veces, así que decidí contactar con una agencia de Bucaramanga, Zaia Travel, especializada en rutas por la naturaleza, la historia y la cultura Guane. Laura y Jose, sus fundadores, son dos emprendedores que ofrecen un enfoque diferente al de otras agencias.

Se conoce poco de la cultura Guane, de hecho hay encendidas peleas entre los expertos, ya que se dice que eran “blancos”, altos, muy inteligentes, que hablaban varios idiomas, y que eran muy diestros con las armas, grandes artesanos, tanto en cerámica como telas, y agricultores de algodón, maiz y tabaco.

La ruta que durante dos días hice por Mesa de los Santos incluyó miradores espectaculares, parte del Camino Real los Santos Jordan, visita a cultivadores de productos ecológicos y pictogramas guanes.
0301_mesa_santos
La meseta está rodeada de los ríos Chicamocha y Sogamoso, aue pertenecen a la Gran Cuenca del Magdalena, y desde algunos miradores, como el del Chicamocha y el del Duende, las vistas quitan la respiración.

La meseta es muy fértil y está llena de explotaciones ganaderas y agrícolas, donde estiras la mano y, por ejemplo, puedes agarrar una mandarina del tamaño de una naranja grande, y los productos de la zona, como el queso, saben como antes, sin aditivos ni conservantes y nada de química.
0401_mesa_santos
La Mesa de Los Santos es el lugar de descanso tradicional de los bumangueses (naturales de Bucaramanga), pero la apertura del Parque Nacional Natural Chicamocha ha traido turismo del resto del país, y estoy seguro de que pronto internacional.

Visitamos la Ecoposada Viña Aldana, donde Rafael Aldana ha creado un pequeño paraíso, con un lago artificial donde flota un barco artesanal, un taller donde pone a punto su ultraligero también hecho por él mismo, y dos hectáreas de viñedos plantados hace pocos años, pero que producen un vino ecológico envejecido en botella de gran personalidad.
0501_mesa_santos
Si en Viña Aldana la personalidad de su fundador está por todas partes, en la Huerta Biológica me quedé boquiabierto con lo que han desarrollado sus propietarios, Virgilio y Jimena.

Hace 15 años eran unos agricultores que vendían toda su producción a una cadena de supermercados, pero cuando Carrefour llegó a Colombia y compró la cadena, de la noche a la mañana perdieron a su principal cliente y con ello su sustento.
0601_mesa_santos
Pensaron en la manera de superar este revés, y decidieron abrir la granja al público para turismo agrario y centrarse en productos 100% ecológicos, sin pesticidas ni fertilizantes. Quince años después, la finca Santa Rita tiene en producción más de 4 hectáreas y da empleo a 20 trabajadores.

Ofrecen una variedad de productos enorme, entre los que destacan la Cúrcuma medicinal, que se usa para el cerebro, la mucosa intestinal, el hígado, los vasos sanguíneos y las articulaciones, y la Flor de Jamaica, antiparasitaria, digestiva, y laxante, que ayuda a reducir los problemas en la flora intestinal y a purificar el estómago.
0701_mesa_santos
Tienen 57 productos totalmente orgánicos, desde Lechugas, Acelga, Berenjena, Cebolla Junca, Rúcula, Coliflor, y derivados de la leche de cabra como el Kumis, Yogurt, Kefir, Quesos y Arequipes.

Al visitar la granja llama mucho la atención todo lo que han hecho, con estanques de peces, gestión del agua por paneles solares, una granja de avestruces, invernaderos cálidos para las plantas, y frescos para las orquídeas, y un pequeño zoológico con múltiples especies, algunas en acogida, incautadas por las autoridades por tráfico de animales protegidos.
0801_mesa_santos
El mirador que más me gustó fue el del Duende, ya que tiene una espectacular caída de agua de más de 100 metros de altura.

Visitamos también dos lugares con pictogramas Guanes, uno de ellos muy completo y variado, que describe el remonte de los peces por el río, representa manos de seis dedos, figuras humanas, y un ojo triangular con pestañas, que se parece extrañamente a la representación del ojo que todo lo ve del Dios católico.
0901_mesa_santos
El lugar está llenos de grandes rocas donde seguro que habrá más pictogramas a poco que busquen, y todo el tiempo sobrevuelan aves rapaces como águilas, halcones o gavilanes.

El segundo día hicimos parte del Camino Real de la población de Los Santos, un pueblo muy agradable, a Jordan, en el fondo del valle, un descenso vertiginoso por un camino de piedra muy antiguo y deteriorado en varias zonas.
1001_mesa_santos
Baja desde los 1200 metros hasta cruzar el río Chicamocha a unos 400 msnm. en 4 kilómetros romperodillas y con bastantes piedras sueltas, pero basta pararse y alzar la vista para tener unas panorámicas fabulosas del cañon, del valle y del minúsculo pueblo de Jordan en el fondo del valle.

La guinda del pastel, o más bien debería decir, el grano de café, de los dos días de visita a Mesa de los Santos fue laHacienda cafetera el Roble, que produce el Café Mesa de los Santos, 100% orgánico, en la plantación de café orgánico bajo sombra más grande de Colombia, 300 hectáreas de cultivo bajo la sombra de más de 50.000 árboles.
1101_mesa_santos
Hicimos una visita al Coffee Garden o jardín del café, donde te muestran decenas de tipos de mata de café diferentes, desde el Blue Mountain que en su momento probé en Jamaica, uno de los mejores y más caros del mundo, hasta varios tipos de café Arábico y variedades de Robusta.

Al final de la visita fuimos a hacer una degustación profesional de café, donde nos pusieron cuatro variedades, una de ella de poca calidad, para que viéramos la gran diferencia de acidez, sabor, olor, color y cuerpo con un buen café.
1201_mesa_santos
La mayor parte de la producción de la finca se exporta a USA y Japón, y como tienen visitas habitualmente de catadores internacionales de café, decidieron convertir parte de la Hacienda en un hotel boutique, donde conservan legajos con la contabilidad de la finca de más de 100 años.

La última parte de la visita fue a los semilleros, y a los invernaderos de todo tipo de especias, desde comino a albahaca pasando por menta, romero, etcétera.
1301_mesa_santos
El lugar también es perfecto para avistamiento de aves, ya que se han registrado más de 120 especies diferentes en la finca, que están en un entorno libre de químicos y totalmente protegidos.

No nos dio tiempo a visitar el Parque Nacional del Chicamocha, por lo que al día siguiente regresé desde Bucaramanga por mi cuenta. El nombre Parque Nacional lleva a engaño, porque no es como en Europa, que lo asociamos a un lugar de Naturaleza. Aquí hablamos de un lugar construido por el hombre.
1401_mesa_santos
Primero tomé un bus a Piedecuesta, allí perdí por 5 minutos el autobús al teleférico y tuve que esperar casi hora y media al siguiente bus, que tarda más o menos una hora en llegar.

Una opción más rápida es tomar cualquier bus que vaya de Bucaramanga a San Gil, y pedir que nos dejen en Panachi, a la entrada del parque, en ese caso nos ahorramos el coste del teleférico, pero para mi fue lo más interesante de la visita, ya que baja desde Mesa de los Santos hasta el río Chicamocha, para luego volver a subir hasta Panachi, en una ruta espectacular de casi 30 minutos que ofrece vistas increíbles del cañón.
1501_mesa_santos
El parque es un cruce entre parque temático de aventura y de la Colombianidad y Santandereanidad, ya que a las atracciones de aventura como Tirolina, Pista para buggies, Jumping y Parapente, hay que sumar el Monumento a la Santandereanidad, una representación de la rebelión contra el “yugo español”, un Pueblito Santandereano y la Plaza de las Banderas.

Aunque muy pequeño y básico es muy interesante el museo Guane, donde describen su historia y formas de vida, con piezas muy interesantes de alfarería, armas, complementos, vestimentas, y varios cráneos deformados ya que usaban el mismo sistema de los Incas, de poner unas tablas a los bebés en la cabeza para ir deformando el cráneo.
1601_mesa_santos
En la parte más alta del parque hay un mirador 360° con unas vistas impresionantes, y al que puedes subir en chiva (autobús típico colombiano) si el calor aprieta demasiado.

Si vas caminando han tenido el detalle de poner dos vaporizadores de agua para que te refresques en el camino. Hay que tomarse con calma la visita al parque, ya que la superficie es de 264 hectáreas y no hay muchas sombras.
1701_mesa_santos
“Dale al play” en la presentación de abajo para ver las fotos de Mesa de los Santos.

1801_mesa_santos
Para más información sobre Mesa de los Santos, consulta las páginas web de:

Wikipedia Mesa de los SantosWikipedia Parque Nacional del ChicamochaColombia.travelSantander Vive,EnColombia.comVisita Santander y Viaja por Colombia.
1901_mesa_santos

Haz clic para ver:

Fotos de Mesa de los Santos y Parque Nacional del Chicamocha.

2001_mesa_santos

No olvides visitar los concursos de fotografía elfoton.es. de relatos de viaje moleskin.es y de recetas en Recetas de Mundo.

Haz clic para ver todas las fotos del viaje Vagamundos 2013 por Colombia.

¡¡ Hasta Pronto !!

Carlos, desde San Gil, Colombia, 28 de febrero de 2013

Mesa de los Santos Santander Colombia