Mauritania, el País Nómada

Este diario, aunque algunos lectores me han recomendado que escriba más “carlos” y menos “wiki”, no puede ser de otra manera, ya que sólo pasé 3 días en Mauritania, e incluso el viento Harmatan impidió que pudiera mirar el país como a mi me gusta, con los ojos abiertos de un niño; en cambio, los tuve que guiñar fuertemente para que la arena no llenara mis ojos.

Mauritania,nombre oficial República Islámica de Mauritania (Yumhuriya Islamiya Mauritaniya), se encuentra situada a orillas del océano Atlántico. Limita al norte con Marruecos, al noreste con Argelia, al este con Malí y al sur con Senegal y Malí. Situada en la región del Sahel, entre los meridianos 4º 48’ y 16º 30’ oeste de Greenwich y los paralelos 14º 45’ y 27º 22’ norte.

El río Senegal sirve de frontera a ambos países (Mauritania y Senegal). El país se encuentra dominado por el desierto del Sahara que ocupa casi la totalidad del territorio, a excepción de una estrecha banda litoral, donde se encuentran casi todas las ciudades importantes del país, como Nouakchott, capital del estado, y Nuadibú, la capital comercial. Las principales ciudades del interior son Tidjika, Atar y Chinguetti.

Desde los siglos III y IV, la migración de tribus bereberes desde el norte de África desplazó a los Bafours, los habitantes originarios de la actual Mauritania y los ancestros de los Soninké. Los Bafours eran gente principalmente agrícola, entre los primeros pueblos saharianos en abandonar su estilo de vida históricamente nómada. Con la desecación gradual del Sahara, se dirigieron hacia el sur.

Ya en el siglo XI adC, el una vez pequeño pueblo Bafour había crecido en un gran imperio Soninké, rico y poderoso. Igualmente, en el norte, la población árabe-bereber había logrado un impresionante imperio propio, cuyo territorio se extendía cruzando el Mediterráneo hacia España y Portugal. Por otro lado, las tribus bereberes locales, aunque influyentes, permanecieron lejos del poder, habiendo sido conquistados por los Soninké.

En el año 1076, monjes guerreros islámicos (Almorávides o Al Murabitun) atacaron y conquistaron el antiguo imperio de Ghana. Durante casi 500 años, los árabes opusieron fiera resistencia a la población local (bereberes y no bereberes), llegando a dominar Mauritania. La Guerra de los Treinta Años Mauritana (1644-74) fue el infructuoso esfuerzo final por repeler a los invasores yemenitas árabes Maqil liderados por la tribu de Beni Hassan.

Los descendientes de los guerreros yemenitas de Beni Hassan llegaron a ser el estrato superior de la sociedad morisca. Los bereberes retuvieron la

Con la independencia, grandes números de pueblos indígenas (Haalpulaar, Soninké, y Wolof) entraron a Mauritania, trasladándose al área norte del río Senegal. Educados en idioma y costumbres francesas, muchos de estos recién llegados se convirtieron en oficinistas, soldados y administradores en el nuevo estado.

Los árabes reaccionaron a este cambio al aumentar la presión para arabizar muchos aspectos de la vida mauritana, tales como la ley y el idioma. Se desarrolló un cisma entre aquellos que consideran a Mauritania una nación árabe y los que buscan un papel dominante para los pueblos no moros.

La discordia entre estas dos visiones conflictivas de la sociedad mauritana era evidente durante la violencia intercomunal que estalló en abril de 1989, los Eventos de 1989, pero ya se ha calmado. La tensión entre estas dos visiones sigue siendo una característica del diálogo político. Un número significativo de ambos grupos, sin embargo, buscan una sociedad más diversa y pluralista.

La Constitución de Mauritania denomina al país como República islámica bajo un sistema presidencialista y fue aprobada en referéndum el 12 de julio de 1991. El Presidente de la República es elegido por sufragio universal para un periodo de seis años y ostenta la Jefatura del Estado, así como parte del poder ejecutivo, compartido con el Primer Ministro a quien elige.

El 3 de agosto de 2005, un grupo numeroso de militares, incluyendo miembros de la Guardia Presidencial, tomó el control de diferentes puntos estratégicos de la capital del país en lo que es un golpe de Estado triunfante contra el gobierno del Presidente Maaouya Ould Sid’Ahmed Taya, mientras asistía a los funerales de estado en Arabia Saudita por la muerte del Rey Fahd, constituyendo un autodenominado Consejo Militar para la Justicia y la Democracia, nombrando al Jefe de la Policía Nacional, Ely Ould Mohamed Vall como nuevo presidente del país.

La Unión Europea y Estados Unidos condenaron el golpe militar y pidieron el restablecimeinto de la constitución. La Unión Africana expulsó a Mauritania provisionalmente de su seno. El 7 de agosto se disolvió el Parlamento y se anunció un referéndum constitucional para el 2006.

El Gobierno legítimo dimitió por ser contrario al golpe, siendo nombrado como nuevo Primer ministro el embajador de Mauritania en Francia, Sidi Mohamed Ould Boubacar, al tiempo que el nuevo régimen puso en libertad a 21 islamistas acusados de pertenencia al Grupo Salafista para la Predicación y el Combate, organización terrorista islámica argelina vinculada a Al Qaeda. El 11 de agosto, Ely Ould Mohamed Vall asumió todas las funciones del poder legislativo.

El 26 de junio de 2006 se celebró un referéndum donde se reformó la Constitución y se limitó el mandato de los gobiernos. Se restablecieron las relaciones diplomáticas con Israel. Las elecciones parlamentarias tuvieron lugar el 19 de noviembre y el 3 de diciembre de 2006. Las elecciones presidenciales tuvieron lugar en marzo de 2007, siendo elegido Sidi Uld Cheij Abdellahi como nuevo Presidente en sustitución de Ely Ould Mohamed Vall.

La mayoría de la población de Mauritania todavía depende de la agricultura y la ganadería para su sustento, aunque nómadas y granjeros se ven obligados a menudo a emigrar a las ciudades desde que en la década de los 70 y 80 se acentuaron los procesos de sequía en el Sahel.

El país dispone de recursos mineros importantes de hierro que constituyen el grueso de sus exportaciones. La pesca es un sector fundamental al encontrarse sus costas en una zona muy rica que se extiende hasta las islas Canarias.

La explotación de los recursos marítimos por parte de la propia flota mauritana es escasa, y la mayor parte de las extracciones se realizan por barcos procedentes de Japón y la Unión Europea (particularmente España) en virtud de los convenios internacionales firmados. La ausencia de estudios sobre los recursos pesqueros y la sobreexplotación, han hecho disminuir las capturas desde 2000 y amenaza el futuro del sector.

La población era de 3 millones de habitantes en 2006, con una esperanza de vida al nacer de 50 años para los hombres y 55 años las mujeres, y el Islam es prácticamente la única religión

Idiomas: árabe (oficial y nacional), fula (nacional), Soninké (nacional), wolof (nacional), francés.

La mayor parte de la información de este diario ha sido extraída de wikipedia.

Haz clic para ver las fotos que hice de Mauritania

Haz clic para ver todos los álbumes de fotos del viaje 2008 por África del Oeste.

!! Hasta Pronto !!

Carlos, desde Sukuta, Gambia, 25 de febrero de 2008

Mauritania