Feliz Milenio desde Borinquen

Borinquen es el nombre original de Puerto Rico en la lengua de los indios Taínos, los habitantes autóctonos de la isla cuando fue visitada (la palabra descubierta me parece incorrecta, si acaso la descubrieron los habitantes originales) por Colón en su segundo viaje a América en 1493, y fueron exterminados por los colonizadores españoles.

A pesar de tan poco recomendables predecesores, el recibimiento a los españoles en Puerto Rico (PR) es más que cordial, y aunque ya hace más de 100 años que los USA ganaron la guerra contra España en lo que fueron los estertores del imperio colonial español, que supuso la pérdida de las últimas colonias, Puerto Rico, Cuba y Filipinas, la pujanza de lo hispano es cada día más fuerte. De hecho, hoy es la ceremonia de toma de posesión del cargo de gobernadora por parte de Sila Calderón, la primera mujer en PR que accede a este cargo, y partidaria de los independentistas, que abogan por mantener el estatus actual de estado libre asociado a los USA, frente a los estatistas, que buscan la plena integración como el 51 estado de la Unión.

El movimiento social contra el dominio de los USA se plasma en la plataforma “Paz para Vieques”, que trata de impedir la realización de maniobras militares por parte del ejercito USA en la isla de Vieques (¿alguien se acuerda en España de lo de “OTAN no, bases fuera”?), y que ha dado con los huesos de muchos de sus simpatizantes en la cárcel por ocupar pacíficamente los terrenos de las maniobras militares durante varios meses.

La influencia de los USA se nota sobre todo en la economía, y particularmente en el turismo, dominado por cadenas hoteleras y grandes líneas de cruceros americanas, lo que se plasma también en multitud de MacDonalds, Burger King, Wendys y Kentucky Fried Chicken, y en esa costumbre tan americana de comer a todas horas por la calle o en el coche, lo que provoca esos gordos “imposibles” como sólo hay en USA.

El idioma también merece una mención aparte, ya que si bien el español es la lengua predominante, está muy influenciado por el “spanglish”, con expresiones tan curiosas como “parisear” por irse de juerga, y que viene de la palabra inglesa “party”, o “zafacón”, que es cubo de basura, y viene del inglés “safety can”. Por contra, utilizan un español más purista que nosotros cuando ponen “PARE” en las señales de STOP, o denominan emparedado al sandwich, y usan hermosas palabras, como “envejecientes” en vez de jubilados, y “campana de rebato general” por alarma, a la lista de bodas le llaman “registro de novias”, y usan el término “revolús” por jaleo. A la moneda de 25c le llaman peseta y al dólar peso.

En mi próximo diario os hablaré del viejo San Juan, de la música portoriqueña, del ron Don Q y de la celebración del fin del milenio.

Hasta Pronto

Vagamundos

Desde San Juan, 02/01/2001

 

Puerto Rico