Buceando en la Historia: Pecios Japoneses en Busuanga

Siempre he sido una persona de espacios abiertos, de hecho sufro claustrofobia cuando estoy en sitios pequeños sin ventanas o voy en un ascensor lleno de gente, y como buceador siempre había tenido algo de reticencia a bucear en pecios, barcos hundidos ya sea a propósito para convertirlos en arrecifes artificiales o por accidentes o situaciones bélicas.

01_ddivers_busuanga_dive_sites
Por ello, cuando tuve la posibilidad de bucear en Filipinas en uno de los lugares más privilegiados del mundo en lo que se refiere a pecios de la II Guerra Mundial, me acongojé un poco, por decirlo eufemísticamente.

El Akitsushima antes de ser hundido

El Akitsushima antes de ser hundido

Con más de 300 inmersiones en mi dive log (bueno, el mental, que el otro lo perdí hace mucho tiempo), tenía la experiencia mínima necesaria para poder visitar algunos pecios en Busuanga, aunque no tuviera la especialidad de buceo en pecios o, como la llaman en PADI, buceo en barcos hundidos.

No podia desaprovechar la oportunidad, en parte porque el lugar donde iba a practicarlo es uno de los más bonitos de toda Filipinas, la Bahía Perla o Bahía Puerto del Sol en Busuanga, Palawan, y sobre todo porque lo iba a hacer con uno de los expertos más reconocidos en la zona, Gunter Bernert, que lleva más de 25 años buceando los pecios de Busuanga.

El Akitsushima en su estado actual

El Akitsushima en su estado actual

Con la tranquilidad de saberme en buenas manos, deje el tranquilo resort Coral Bay en la isla Popototan, y dos horas después el barco me dejaba en el muelle del resort Puerto del Sol, donde Gunter tiene su centro de buceo,D’Divers.

Cuando pregunté por recepción me señalaron hacia arriba, y es que el resort ocupa una colina y la recepción está en la parte alta, mientras que las habitaciones, el restaurante y el centro de buceo y las piscinas, bajan escalonados por las laderas de la colina.

El Okikawa Maru en su estado actual

El Okikawa Maru en su estado actual

La chica de recepción me miraba como si fuera una aparición, ya que llevaban esperándome todo el día y aparecí por la “puerta trasera” del resort, ya que la mayoría de los clientes llegan por carretera.

Una vez recuperada de la sorpresa, me instalaron en mi cottage, y entonces la sorpresa fue mía, porque el diseño era tan original como atrevido, ya que desde mi trono en el baño tenía unas espectaculares vistas de la bahía, en realidad desde cualquier rincón de la habitación tenía vistas extraordinarias.

El Irako en su estado actual

El Irako en su estado actual

Además, fuera de la habitación tenía un pequeño pabellón cubierto, al aire libre y con una hamaca, el concepto más cercano a la felicidad de viajar que conozco. La vegetación, entre salvaje y de flores tropicales, es preciosa.

La ubicación del resort es totalmente estratégica si uno viene a bucear en los pecios japoneses, ya que está a sólo 2 minutos en barca de los restos del naufragio del petrolero “Okikawa Maru”, en la entrada de la bahía, a sólo 5 minutos del buque de guerra japonés “Akitsushima”, y a 8 minutos de otros pecios de la flota japonesa hundida en 1944 por la aviación norteamericanos.

06_Pecios_Japoneses
La historia de este excepcional lugar para buceadores aficionados a pecios comenzó el 23 de septiembre de 1944.

Escapando de la batalla de Manila, más de 20 barcos japoneses encontraron refugio en la bahía de Coron, a 400 kilómetros de la capital de Filipinas, donde pensaban que estaban a salvo porque era una distancia muy grande para que la cubrieran los aviones de guerra norteamericanos ida y vuelta.

07_Pecios_Japoneses
A las 5h50 a.m. del 24 de septiembre de 1944 más de 100 aviones despegaron camino de Coron, y las 9 am llegaron a Busuanga y atacaron a la flota japonesa durante sólo 15 minutos porque apenas tenían combustible para la vuelta.

Fue más que suficiente para causar un daño irreparable a muchos barcos, ya que los pillaron desprevenidos.

08_Pecios_Japoneses
El enorme buque de transporte Kogyo Maru llevaba piezas vitales de recambio de aviones y para el carguero Olympia Maru, dañado ya en la batalla de Manila, y el petrolero Okikawa Maru, de más de 200 metros de eslora, se encontraba en la bahía de Coron, cerca del Akitsushima, un barco de guerra de 118 metros de eslora.

Hasta 24 barcos japoneses fueron hundidos en ese fatídico día o en días subsiguientes como consecuencia de los graves daños sufridos, y fue un gran golpe para las aspiraciones de la marina japonesa de controlar el oceáno Pacífico.

09_Pecios_Japoneses
Casi 70 años después uno bucea allí sin dejar de pensar qué hubiera sido del Mundo si los japoneses y alemanes no hubieran perdido la II Guerra Mundial, porque las historias que he leído y oido en Corea, Singapur, Malasia y Filipinas sobre la ocupación japonesa te ponen los pelos de punta.

Para los buceadores japoneses es un lugar casi prohibido ya que en los cascos retorcidos y reventados de los buques hundidos fallecieron muchos compatriotas y el mar se tragó también gran parte de su orgullo.

10_Pecios_Japoneses
Quitando la parte histórica y bélica, algunos de los pecios son lugares extraordinarios de buceo, accesibles a buceadores medios como yo, ya que se encuentran a un máximo de 40 metros de profundidad y profundidades medias de 20-30 metros.

Al ser barcos grandes y horadados por bombas, fracturas del casco y la corrosión, hay bastantes puntos de entrada de luz y no hay sensación de claustrofobia.

11_Pecios_Japoneses
Tanto la parte exterior como la interior de los pecios son un auténtico tesoro en si mismo, ya que en todos estos años se han instalado tanto corales blandos como duros, anémomas, gorgonias, y grandes bancos de peces nadan en sus inmensas bodegas y dependencias.

Las cubiertas están llenas de nudibranquios hermosísimos, y ves peces león y escorpión a decenas, además de tortugas, bonitos, barracudas, etcétera.

12_Pecios_Japoneses
Dicen que la visibilidad a veces no es buena, pero en los cuatro dias que pasé buceando era más que aceptable, de hecho no hubiera penetrado en los barcos en caso contrario, ya que no es muy conveniente, si sufres claustrofobia, que te dé un ataque de pánico dentro de un barco a 30 metros de profundidad.

Cada día salíamos sobre las 9 a.m. en la barca, preparados para 2 o 3 inmersiones, ya que al estar tan cerca de algunos pecios a veces regresábamos a comer al resort. Otras comíamos en el barco lo que encargabas la noche anterior en el restaurante.

13_Pecios_Japoneses
En cada inmersión yo me sentía como si estuviéramos en una película de ciencia ficción tipo Abyss, pertrechados con nuestras potentes linternas recorriendo los pasillos de los pecios, subiendo y bajando a diferentes cubiertas y pasando por estrechos pasajes.

A veces tenías que girarte para que las botellas de aire no tropezaran o el manómetro no se atascara, todo esto controlando el aleteo para no levantar arena y reducir la visibilidad, y mirando en el ordenador de buceo el tiempo de inmersión y la profundidad para no tener que hacer deco (tiempo extra de parada de seguridad para eliminar el nitrógeno de la sangre).

14_Pecios_Japoneses
Olvidados mis miedos iniciales gracias a la profesionalidad de Gunter y Markus, un divemaster alemán que habla perfecto tágalo porque lleva viviendo muchos años en Filipinas, puedo decir que me he convertido en un forofo del buceo en pecios, e incluso me atreví a hacer inmersiones nocturnas en el “Okikawa Maru” y en el “Akitsushima”.

El que busque juerga y playa tropical en el resort Puerto del Sol ha llegado al lugar equivocado. Es bastante remoto, de hecho tuvieron que construir la carretera para llegar hasta él, a unos 90 minutos del aeropuerto y de Coron Town, y con muy poca población local; una gran parte de los clientes van principalmente a bucear, y el resort no tiene playa pero tiene una bonita piscina al borde del mar.

15_Pecios_Japoneses
Sólo hay cobertura de móvil y wifi en recepción, pero este es un lugar en el que realmente te apetece desconectar de todo, en el restaurante se come de maravilla, los atardeceres son absolutamente espectaculares, y el personal es muy atento y amable.

El dueño del resort, Mike, es un inglés muy tranquilo y relajado, que ha comprado gran parte de los terrenos de la bahía, pero no para especular, sino para que conserve su carácter tranquilo y no la llenen de hoteles y resorts; ahora mismo hay sólo dos, el Puerto del Sol y Alfaro, y están construyendo un tercero.

16_Pecios_Japoneses
Siendo como es un lugar fabuloso, con unas inmersiones de primera, tengo que decir que lo que más me gustó del sitio fue la cordialidad de sus gentes, tanto los filipinos como los extranjeros instalados aquí.

Gunter me invitó un día a cenar a su casa, a un minuto en barca al otro lado de la bahía, y cenamos al aire libre con sus familias filipinas, la real y la adoptada, porque trata a todos sus empleados como si fueran de la familia.

17_Pecios_Japoneses
Es además una persona con gran conciencia medioambiental y tiene una huerta y una plantación donde cultiva sus propias frutas y verduras y, en vez de poner aire acondicionado, en su habitación sólo hay dos paredes, con lo que está abierta al mar y siempre sopla una fresca brisa.

También me invitó a visitar el hotel Alfaro, propiedad de un suizo amante de Gaudí, como se puede comprobar por la torre que corona el edificio del hotel, que no tiene más que 4 habitaciones para un máximo de 10 personas y es un lugar todavía más tranquilo y relajado que el resort Puerto del Sol y con una puesta de sol todavía más espectacular.

18_Pecios_Japoneses
Cuando me fui del resort Puerto del Sol a Coron town, a sólo dos horas en transporte público, pensé que había llegado a Nueva York a pesar de que no viven allí más de 10.000 personas, pero es que en los 10 días que pasé entre la isla Popototan y Pearl Bay los únicos vehículos a motor que había visto eran las barcas.

“Dale al play” en la presentación de abajo para ver las fotos de buceo en pecios japoneses y Resort Puerto del Sol

19_Pecios_Japoneses

Para más información sobre Palawan y Filipinas, consulta las páginas web de:

D`DiversBusuanga PalawanBusuanga WrecksWikipedia Isla BusuangaWikipedia FilipinasWikipedia Islas Calamianes , y web oficial de Turismo de FilipinasThe Philippines y Experience Philippines.

Haz clic para ver:

Fotos de Buceo con Discovery Divers en bahía Puerto del SolPuerto del Sol Bay Resort Busuanga y 25 videos del Buceo con D`Divers en Resort Puerto del Sol.


20_Pecios_Japoneses

Haz clic para ver todos los álbumes del viaje Vagamundos 2012 por Filipinas, Taiwan y Corea del Sur.

No olvides visitar y participar en los concursos de fotografía elfoton.es. de relatos de viaje moleskin.es y de recetas en Recetas de Mundo.

También nos puedes seguir en Facebook, donde hemos creado una página especial para Vagamundos, donde te mantendremos al día sobre todas las novedades de la página y podrás participar con tus fotos, videos y comentarios.

¡¡ Hasta Pronto !!

Carlos, desde La Coruña, España, 25 de junio de 2012

Puerto del Sol Bay Resort Busuanga

Buceo con Discovery Divers en bahía Puerto del Sol