el lago Gadi Sagar al amanecer

el lago Gadi Sagar al amanecer

El Festival del Desierto de Jaisalmer

El fuerte de Jaisalmer, erigido en 1156 por Rawal Jaisal, es el único de Rajastán donde vive gente en su interior, de hecho está lleno de pequeños hoteles, tiendas y restaurantes, desperdigados por sus abigarradas calles, cercadas por un total de 99 bastiones.

Yo preferí la tranquilidad relativa de la parte nueva, ya que entre el deterioro del fuerte, la estrechez de las calles y las obras de reparación, corres el riesgo de que te caiga un andamio encima, desaparezcas en una zanja, o peor todavía, que te arrincone un comerciante y te obligue a comprarle una alfombra por mucho que le digas que no tienes casa donde ponerla.

tanto fue el cantaro a la fuente...

tanto fue el cantaro a la fuente…

Las mejores havelis de Jaisalmer están en las inmediaciones del fuerte, pero fuera de sus murallas, y se pueden visitar.

Algunas de ellas tienen casi 500 años y compiten con el palacio del fuerte en esplendor, con ménsulas esculpidas en forma de pavos reales, frescos, elefantes tallados, y puertas, torres y balcones espectaculares.

El pavo real

El pavo real

Mi lugar preferido en Jaisalmer es el estanque Gadi Sagar, que garantizaba en el pasado el suministro de agua a la ciudad, con muchos templos y santuarios en sus orillas.

Una leyenda cuenta que el hermoso camino de acceso al lago fue sufragado por una importante madame, pero el marajá denegó el permiso de construcción porque le pareció impropio acceder al lago por un lugar pagado por una prostituta.

Durante un viaje del marajá, el camino se construyó igualmente, y para evitar que a su regreso mandara destruirlo, la madame añadió un templo a Krishna sobre la puerta, y así sigue hoy en día.

Precisamente en Gadi Sagar dio comienzo el Festival del Desierto, con una hermosa ceremonia de ofrendas al amanecer y una representación de las “travesuras” de Krishna con las campesinas.

Guerrero del desierto

Guerrero del desierto

Terminada la ceremonia, comenzó un desfile hasta el estadio al aire libre donde se realizaban las principales actividades, sin duda muy turísticas en algunos casos, pero no por ello menos interesantes, como la elección de Mr. Bigote y Mr. Turbante.

La banda militar, en camello, cómo no, intentaba no desentonar con sus trompetas, trombones y tambores mientras interpretaba marchas militares y los camellos iban a su ritmo imperturbable.

Travesti bailando

Travesti bailando

El desfile era una variopinta mezcla de soldados en camellos con sus uniformes de gala, desafiantes guerreros del desierto con sus mejores vestiduras y armamento, decenas de mujeres y niñas con jarrones de agua en sus cabezas desfilando cual top models manteniendo el equilibrio.

La nota ruidosa la ponían los travestis vestidos de mujer y cargados de abalorios, cuya danzas y aspavientos eran recibidos por todo el mundo con risotadas.

Soldados del desierto

Soldados del desierto

En el estadio se agolpaban también carrozas ricamente ornamentadas, con una pareja de niños, ellos con un bigote estilo Dalí pero pintado, y ellas con precios saris y joyas, representando la leyenda de Mahindra y Moomal, una pareja al estilo de Romeo y Julieta, un amor imposible por la rivalidad de las familias.

El concurso de Mister bigote estaba restringido a los indios, que tienen adoración por este suplemento capilar, y los guerreros tienen más prestigio cuanto más largos y frondosos sean sus bigotes y barbas.

Turbante bien hecho

Turbante bien hecho

El de Mister turbante tenía 2 versiones, la de los locales, que competían a ver quien se colocaba más rápido y mejor la tela de 9 metros de largo, y la de los extranjeros, que se contentaban con colocarlo de manera que no se les cayera en los siguientes segundos.

Por la tarde, las fuerzas aéreas indias dieron una demostración de poderío con los cazas pasando a toda velocidad en vuelos casi rasantes, con piruetas, figuras sincronizadas y columnas de humo representando la bandera de la India.

Turbante hecho por extranjero

Turbante hecho por extranjero

El segundo día del festival fue el de las competiciones deportivas, con carreras de camellos y caballos, y un partido de polo en camello, en una explanada polvorienta donde sólo los invitados VIP tenían sombra donde refugiarse.

No es nada fácil manejar un camello, y al mismo tiempo darle a una pelota con una maza de dos metros de largo, y la media hora de partido transcurrió con sólo 2 ó 3 goles.

Detalle babucha

Detalle babucha

Tampoco es fácil montar un caballo a pelo, sin silla, y alguno de los participantes en la carrera llegó a meta casi colgando del cuello del caballo.

También hubo un concurso de camellos “tuneados”, a los que los dueños le habían colocado todo tipo de extras, sillas repujadas, colgantes, cintas de colores en las patas, tatuajes y pintura, que un sesudo y serio jurado observaba detenidamente y puntuaba.

camello tuneado

camello tuneado

Una curiosidad de los caballos rajastanís es que tienen las orejas curvadas hacia dentro y puntiagudas, lo que les da un aspecto curioso. Los dueños los suelen tunear bastante, aunque no tanto como a los camellos.

Las competiciones “humanas” me parecieron ridículas, ya que había concurso de tirar de la cuerda, indios contra extranjeros, en versión masculina y femenina, que ganaron los extranjeros con facilidad.

Polo en camello

Polo en camello

Entre un fibroso pero escuálido indio y un robusto australiano de 100 kg. la cosa no tiene color. Lo mismo se puede decir de las indias contra nórdicas de 1,80 metros.

Lo que si ganaron las indias fue el concurso de “coje la tinaja y corre”, que consistía en correr unos 50 metros con una tinaja de agua de unos 15 litros en equilibrio sobre la cabeza, y la única europea que se atrevió a competir, una francesa, llegó de última, aunque consiguió que no se le cayera la tinaja, lo que ya me parece bastante mérito.

Caballo rajastaní

Caballo rajastaní

Por la tarde la exhibición fue de la patrulla del desierto del ejército indio, que no va en vehículos todoterreno, sino que montan en hermosos camellos perfectamente adiestrados.

Durante media hora lo pasamos fenomenal, viendo camellos bailando al estilo de los caballos andaluces, jinetes cabalgando haciendo el pino y otras piruetas dignas del mejor cowboy, camellos haciéndose el dormido con sus jinetes reposando sobre ellos.

Acrobacias en camello

Acrobacias en camello

Hasta un jinete, vestido de mujer con un velo cubriendo la cara, llevaba una tinaja en la cabeza y de pie sobre el camello mientras este caminaba, parecía realmente imposible que pudiera mantener el equilibrio.

La multitud de indios se lo pasó bomba con el espectáculo, y los 200 extranjeros, a los que nos habían puesto en lugar privilegiado para poder hacer fotos, tampoco nos quedamos atrás.

Boda rajastaní

Boda rajastaní

Lo que competía en brillantez con el festival era una boda rajastaní que vi al regresar al hotel, algo tan alejado de nuestro mundo y tradiciones que es difícil de explicar.

Es una caravana con discoteca ambulante, orquesta móvil, tambores, niños y mayores bailando, y el novio impertérrito, profusamente maquillado, sobre un caballo y con una caracola en una mano, que representa la prosperidad que le va a ofrecer a su prometida, a la que a veces ni conoce personalmente, ya que todavía hoy en India las bodas pactadas entre familias son habituales.

Mahindra y Moomal

Mahindra y Moomal

El último día de festival, que coincide siempre con la luna llena, se realiza en las dunas Sam Sam del desierto, con carreras de camellos y feria, pero después de una semana en Jaisalmer sin casi poderme conectar a Internet, decidí irme a Bikaner a subir las 400 fotos del safari y festival, y visitar un templo único en el mundo, ya que sus moradores son ratas sagradas, pero esa es otra historia y será contada otro día.

Aspirantes Miss Moomal

Aspirantes Miss Moomal

Haz clic para ver las fotos de Jaisalmer, Safari en camello por el desierto de Thar, boda rajastaní y Festival del desierto.

Haz clic para saber más sobre Rajastán, visita la guía de Jaisalmer y  la web oficial de turismo de la India para saber más sobre el país.

Haz click para ver mis fotos geolocalizadas en el mapamundi.

¡¡ Hasta Pronto !!

Carlos

Desde Mumbai, Maharashtra, 1 de Marzo de 2007