Cusco, Ombligo del Mundo

Mi vuelo de Lima a Cusco (prefiero llamarla así, el termino español Cuzco suena demasiado fuerte) en Lan Perú me deparó unas vistas espectaculares de los Andes hasta que el avión superó la capa de nubes y desde entonces, un manto blanco nos acompañó hasta el descenso a la ciudad, que ya desde el aire me pareció que había crecido mucho desde mi anterior visita en 1998.

Para ver la panóramica Olympus de Cusco, haz click aquí

Vista aérea de Cusco

Vista aérea de Cusco

Los horarios de los vuelos a Cusco empiezan temprano, a las 6 am despegan de Lima, porque es la hora de más estabilidad atmósferica y los pilotos de las diferentes compañías necesitan al menos 1.000 metros de clara visibilidad, no vaya a ser que aterricen en algún salón de casa.

El aeropuerto es internacional y operan más de 6 compañías. Los retrasos y cancelaciones son habituales en época de lluvias

Los tejados de Cusco

Los tejados de Cusco

Cusco está a 3400 msnm, pero como venía de Cajamarca, esta vez no tuve ningún problema de jadeos y respiración entrecortada, al menos por la altitud.

Por su peculiar orografía, encajonada en un estrecho valle, la ciudad ha crecido por los cerros y los extremos del valle, y las casas llegan prácticamente hasta la entrada del aeropuerto. El tráfico empieza también a ser un problema, y numerosos policías (sobre todo mujeres) de tránsito se afanan en poner orden.

Venta ambulante

Venta ambulante

Aunque es temporada de lluvias, y por lo tanto baja, he visto más turistas en Cusco que en el resto de Perú, y, consecuentemente, la oferta de productos al viajero es agobiante, ya que en un día tienes que decir más de 100 veces “no gracias” (la educación que no falte) a los contínuos ofrecimientos de taxis, tours, limpieza de zapatos, artesanía, jerseys (chompas les llaman aquí), láminas, tabaco, cambio de dólares, foto-de-niña-con-bebé-llama, guías, restaurantes y disco-pubs.

Venta ambulante

Venta ambulante

Hay oficios curiosos, como el de “basculador”, niños que se ponen en la calle con una báscula de baño y cobran 50 céntimos de Sol (15 centimos de Euro).

Todo esto no le quita un ápice del encanto al ombligo del mundo, que es lo que significaba Cusco para los incas, la capital del imperio que llegaba hasta Colombia por el Norte, Bolivia por el este, y Chile y Argentina por el Sur.

Para ver la panóramica Olympus de la Plaza de Armas, haz click aquí

Plaza de Armas

Plaza de Armas

La Plaza de Armas sigue siendo el centro neurálgico de locales y visitantes, las escalinatas de la catedral están llenas de gente viendo pasar la vida, y en la plaza se aprecian las grandes diferencias sociales de Perú, en un lado se ven niños jugando, y al otro niños limpiabotas de 8 años que por un Sol se afanan en lustrar zapatos.

Su nombre inca es Huacaypata, y allí se celebraba cada año el Inti Raymi o Fiesta del Sol; también proclamó Francisco Pizarro la conquista del Cusco en la Plaza de Armas.

Para ver la panóramica Olympus de Cusco desde San Blas, haz click aquí

San Blas

San Blas

Cuenta la leyenda que la capital fue fundada por Manco Cápac y Mama Ocllo, hijos del dios Sol que salieron del lago Titicaca con la misión de buscar un lugar que fuese el centro de un gran reino.

La pareja arribó al Cusco y enseñó las artes del tejido, la cerámica, la orfebrería y la agricultura a sus primitivos pobladores.

Además de la Plaza de Armas, hay muchos otros lugares interesantes, como el barrio de los artesanos de San Blas en la zona alta, que tiene unas espectaculares vistas sobre los tejados de Cusco.

El Convento de Santo Domingo, construido sobre el Templo del Sol o Koricancha, los palacios del inca y de su corte, y un larguísimo etcétera de maravillas arqueológicas e históricas hacen que tu estadía en Cusco siempre sea más larga de lo que pensabas al principio.

Detalle balcón Plaza de Armas

Detalle balcón Plaza de Armas

Cada esquina, plaza, calle, casa, iglesia y edificio público de Cusco es una obra de arte.

Levantas la vista y ves un balcón primorosamente tallado en madera, la bajas y un muro inca que sirve de cimientos para una hermosa casa colonial.

Si a esto le añadimos que en un radio de 6 km. a la redonda hay 4 centros arqueológicos incas, Sacsayhuaman, Q’enqo, Pukapukara y Tambomachay, comprenderemos porque Cusco es la Capital Arqueológica de Sudamérica y Patrimonio Cultural de la Humanidad de la Unesco desde 1983.

Algo más lejos de Cuzco están Chinchero, Pisac, y Ollantaytambo, pero las carreteras son buenas, así que vale la pena la visita. El mercado dominical de Pisac es muy famoso, y los martes, jueves y sábados también organizan ferias de artesanía

La Catedral de noche

La Catedral de noche

La Catedral de la ciudad de Cusco fue erigida originalmente en lo que fue el antiguo templo de Suntur Wasi (Casa de Dios), hoy iglesia del Triunfo. Posteriormente, se ordenó su construcción sobre el Palacio del Inca Wiracocha. La fachada y el interior son de estilo renacentista, y el interior está decorado con tallas de madera de cedro y aliso. Destacan el coro, el púlpito, los labrados de madera en altares y mobiliario

Fuente en la Plaza de Armas

Fuente en la Plaza de Armas

La Iglesia de la Compañía de Jesús se construyó originalmente en 1571 sobre los terrenos del antiguo Amaru Cancha, palacio del Inca Huayna Capac.

El actual edificio es resultado de la reconstrucción hecha a la iglesia original en 1688, dañada por el terremoto de 1650. La traza original y la fachada es de estilo barroco. Compite en belleza con la Catedral codo a codo en la Plaza de Armas.

La piedra de los 12 ángulos

La piedra de los 12 ángulos

La Piedra de los 12 ángulos o Hatunrumiyoc forma parte de un muro construido con el tipo de piedra “diorita verde”, ubicado en el exterior del palacio atribuido a Inca Roca. La muralla es admirable por su arquitectura poligonal, cuyo frente abarca casi toda la calle Hatunrumiyoc.

No creo que hoy en día, con toda la tecnología que tenemos, se pudiera mejorar la precisión en el encaje de piedras poligonales de diferentes tamaños y proporciones que caracterizaba la arquitectura inca.

Una habitación con vistas del Hotel Casa San Blas

Una habitación con vistas del Hotel Casa San Blas

Cusco es una ciudad muy especial, llena de energía, y merece un alojamiento especial.

Después de 3 semanas en hostales sencillos, el hotel Casa San Blas, con unas vistas privilegiadas sobre la ciudad, fue el marco perfecto para el fin de semana.

El Domingo volví a mi condición de mochilero y me fui al hostal de Hostelling International en la Plaza de Armas.

El himno de Cusco

El himno de Cusco

Es recomendable comprar el llamado Boleto turístico, que por $10 nos permite visitar hasta 16 lugares históricos en la ciudad, como la catedral, los museos de Arte religioso, Santa Catalina, San Blas, los centros arqueológicos Sacsayhuaman, Q’enqo, Pukapukara, Tambomachay en los alrededores, y los más alejados de Chinchero, Pisac, Ollantaytambo, Tipón y Pikillacta.

Habréis adivinado que el nombre de los lugares arqueológicos no proviene precisamente del español.

Si quieres ver todas las fotos del viaje de Vagamundos 2004 de 6 meses por Peru, Bolivia, Argentina, Uruguay, Brasil, y Venezuela, haz clic aquí.

¡¡ Hasta Pronto !!

Carlos, desde Cusco, 22 de enero de 2004

Vagamundos 2004. Perú. Cusco y Saqsaywaman