Ilustración La Coruña en la Edad Media.

Las peregrinaciones por mar a Santiago comenzaron en el S. XII. En 1147, una escuadra de cruzados ingleses, alemanes y flamencos, con destino Tierra Santa, toma parte en la reconquista de Lisboa, ocupada por los árabes. Antes de la batalla visitaron la tumba del Apóstol. Los puntos de desembarco en aquella época eran Viveiro, Ribadeo, Ferrol y A Coruña, pero estos dos últimos, gracias a sus extraordinarias bahías, fueron los más utilizados.


El Puente de Pontedeume del S. XIV

El camino desde Ferrol a Santiago tiene unos 120 km, y desde la Coruña son 75 km; los 2 caminos se cruzan en la localidad de Bruma, a unos 30 km de A Coruña, asi que los que quieran hacer el camino en sus 2 vertientes tienen que caminar 150 km, que es lo que yo voy a hacer.

La importancia histórica de este camino se puede apreciar en las localidades por las que transcurre. Desde Ferrol, fundada en el S.XI y villa de señorío, el camino pasa por pueblos tan hermosos como Pontedeume, cuyo nombre en gallego significa “puente del eume”, ya que un puente de 600 m de largo y 79 arcos de piedra, del S. XIV, cruza aquí el río Eume. Desde allí nos dirigimos a la localidad de Miño, famosa por su playa, y que dispone de un albergue muy cerca del mar.


A Ponte Vella en Betanzos

No menos histórica es Betanzos, a la que se accede por A Ponte Vella, se entra en la ciudad por el Arco da Ponte Vella, y debe uno quedarse a admirar las hermosas iglesias de San Francisco, Santa María de Azougue y Santo Domingo. Los albergues en este tramo del Camino Inglés se sitúan en Neda, cerca de Ferrol, y Miño.

Salimos de Betanzos cruzando el río Mendo por el puente de As Cascas, y seguimos hacia Abegondo, Francos, Ordes y finalmente Bruma, donde se pueden ver los restos del antiguo hospital de peregrinos de la Edad Media, y encontramos uno de los nuevos albergues, una casa rural restaurada.


Fachada Iglesia de Santiago en La Coruña

Dejamos Bruma para retroceder a La Coruña; el Camino Inglés comienza en la iglesia de Santiago, fundada por Alfonso IX en el S. XIII, la más antigua de la ciudad y una de las más hermosas; fue construída por discípulos del maestro Mateo. En su atrio tenían lugar las reuniones del concejo en la Edad Media.

Yo comenzaré mi itinerario en la Torre de Hércules, ya sabeis que tengo debilidad por los faros, y como los 1.200 km de Caminos se terminarán en Finisterre, iré de “faro a faro”. Luego pasaré por la Iglesia de Santiago, la Marina, y la Palloza.

Se sale de la Coruña por Eiris, y se atraviesan las localidades de Culleredo, Vilaboa, Sigrás, Abegondo y de nuevo llegamos Bruma.

Desde Bruma tenemos 35 km a Santiago, y pasamos por las localidades de Seixo, A Rúa, Sigüeiro, para entrar en Santiago por San Caetano y pasar por la Porta da Pena, una de las puertas de Santiago cuando esta estaba amurallada (hasta el S.XIX).


Ábside Iglesia de Santiago en La Coruña

Por la rua da Troia, donde está la famosa Casa de la Troya, inmortalizada por Pérez Lugín en su novela homónima, llegamos finalmente a Acibechería, y nos encontramos con la fachada norte de la catedral de Santiago. Será el momento de darse un croques con el Santo, abrazar al apóstol e ir a sellar la credencial del peregrino para obtener mi primera compostela, si mi buena estrella me acompaña en el Camino.

Este es resumido el recorrido que haré en los próximos días por el Camino Inglés a Santiago, que os contaré in situ desde los cybers o las aulas de informática que la Diputación de Coruña ha instalado, con acceso a Internet gratuito en más de 90 ayuntamientos de la provincia.

¡¡ Hasta Pronto. Ultreia a todos !!

Carlos
Desde La Coruña, España.
7 de setiembre de 2003