Vista de la Alhambra desde el Albaicín.

Poco se puede añadir a todo lo dicho sobre Granada, que acumula leyendas y frases famosas, como la que la madre del último rey moro, Boabdil, le dijo cuando éste se la iba a entregar a los Reyes Católicos embargado por la emoción, “No llores como mujer lo que no has sabido defender como hombre”.

Es famosa también la historia de Isabel La Católica, que dijo que no se cambiaría de camisa hasta que conquistara Granada. Como en la época la higiene no era precisamente una virtud, ya me puedo imaginar el “Hedor Real”.


Bacón típico del Albaicín.

Otra es la de “No hay mayor desgracia que ser ciego en Granada”, y la más actual fue la del Presidente de los USA, Bill Clinton, que afirmó que la puesta de sol desde el Albaicín es la más hermosa del mundo. Es curioso, pero ya me he encontrado varios lugares que utilizan frases del paso de Bill Clinton por el lugar como reclamo turístico, aunque todavía ninguna del tipo “las becarias de X son las mejores del mundo”.

El nombramiento como Patrimonio de la Humanidad abarca la Alhambra, el Generalife, y el barrio del Albaicín, que sin duda atesoran el legado árabe más importante de la ciudad.

La Alhambra no es un edificio, sino que en sí misma era una ciudad, con 4 bloques diferenciados, la Alcazaba o fortaleza militar, la Medina o ciudad mercado que servía a la Corte, los palacios, hasta 5 se han contado, del sultán, y las construcciones de esparcimiento, como el Generalife y otros palacios desaparecidos. Todo ubicado en una colina que domina la actual ciudad de Granada.


Azulejos de la Alhambra

Con posterioridad se añadió el palacio imperial de Carlos V, que es Renacentista, con un gran patio circular inserto en un cuadrado, que albergaba 2 viviendas, la del emperador y la de su esposa, orientada al sur.

Hoy es sede del museo de la Alhambra, que no ve mucha gente porque la visita está marcada por el tiempo, ya que hay 2 turnos, el de mañana y el de tarde, y 5 horas es poco tiempo para verlo todo.


Vista del Albaicín desde La Alhambra

En otoño el horario de tarde es incluso más corto, ya que va de 2 a 6 p.m. y no te da tiempo a nada, mientras que en verano cierra a las 8 p.m., así que recomiendo visitar la Alhambra por la mañana tempranito e irnos por la tarde a ver la puesta de sol desde el mirador de San Nicolás en el Albaicín y continuar por el Sacromonte, el barrio de las casas-cueva y del arte de la zambra, la música y el baile de origen árabe que se típica del Sacromonte.


Vista de la Alhambra

Cuando compras el ticket, te marca la hora de visita a los palacios nazaríes. Toda esta burocracia es necesaria porque la Alhambra está siempre abarrotada de gente, invierno y verano, y aunque yo estaba allí a la hora de apertura de taquillas, las 8h30 a.m. no me libré de hacer cola ni de hacer las fotos entre cabezas de gente.

Las 8.000 entradas diarias para la Alhambra se agotan casi siempre.

Lugares tan famosos y reconocibles como el Patio de los Leones, el Patio de los Arrayanes y las Salas de Dos Hermanas y de los Reyes, o el Salón de los Embajadores forman un conjunto único por su armonía y espiritualidad, con la frase “no hay vencedor sino Dios” repetida en la decoración por todas partes (hay que recordar que en el islám están prohibidas las representaciones homomorfas o de seres humanos)


El Patio de los Leones

He estado varias veces en la Alhambra, y el lugar que más me gusta es el Generalife, que fue donde el tratamiento del agua se hizo arte.

Hay incluso una escalinata en la que el agua desciende por el interior del pasamanos acompañándonos con su sonido armonioso.

Desgraciadamente está en obras buena parte del Generalife y no se puede visitar.


El Patio de los Leones

Pero Granada no es sólo mora.

Eclipsada por la Alhambra, la catedral católica, en la parte cristiana de la ciudad, eleva tímidamente su cúpula renacentista, y en la Capilla Real adosada a la Catedral, descansan los restos de los Reyes Católicos.

Otros edificios interesantes son el Hospital Real, el Monasterio de San Jerónimo, y algo apartada del centro tenemos la Cartuja, un enorme monasterio que es una de las cumbres del Barroco español,


Museo la Alhambra

2 importantes personajes de la cultura española del siglo XX están asociados perennemente a Granada:

Federico García Lorca, natural de Fuente Vaqueros en la provincia de Granada, quiso ser músico y en cambio se convirtió en un poeta universal.

Manuel de Falla, gaditano, quería, ser escritor y se convirtió en músico.


La Alcazaba

Ambos quedaron fascinados por la ciudad y decidieron vivir en ella.

Se conocieron y nació una buena amistad, que los marcó profundamente.

Después del asesinato de Lorca, fusilado por los fascistas en el Barranco de Viznar, muy cerca de la ciudad que le acogió, y Falla quedó tan impactado por la noticia que se fue a vivir a Argentina, donde murió.


El agua hecha arte en el Generalife

Los 2 artistas tienen museos dedicados en la ciudad. El Centro Cultural Manuel de Falla y la casa museo están cerca de la Alhambra y, en la Huerta de San Vicente se encuentran el Parque Federico García Lorca y la Casa Museo.

Si quieres ver las fotos de Granada, haz click aquí.

Si quieres ver los enlaces sobre Granada en patrimonio humanidad, haz click aquí.

Si quieres ver la ruta hecha para llegar de Córdoba a Granada, visita Vía Michelín.

¡¡ Hasta Pronto !!

Desde Granada, 26 de Octubre de 2004.